Como cuando esperabas con ansias tu refri nuevo el día de hoy y al abrir la puerta de tu casa, ves que se les cayó