Nunca faltan los individuos que no te dejen caminar por los pasillos del metro, valiƩndoles.